Las clases de la III Edición de PGD Farma se han adentrado durante las últimas dos semanas en cuestión propias de la oficina de la farmacia. En concreto, el pasado lunes 12 de febrero Pilar Riaza, Gerente de Calidad y Actividades Técnico Profesionales del COFM, abordó los puntos críticos de la oficina de farmacia, recordando entre otras cuestiones “por qué las farmacias, como establecimientos sanitarios privados, deben cumplir sus obligaciones y pueden ser objeto de inspecciones de distinta índole”. Riaza recordó el tipo de inspecciones más habituales son aquellas relacionadas con la apertura de la oficina de farmacia, la modificación, traslados y traspasos, usuales o programadas en planes de inspección o debido a las denuncias de usuarios o de otros farmacéuticos.

Posteriormente, Pilar Riaza y Beatriz Herreros, Consultora farmacéutica de COFM, hicieron un análisis de los diez puntos críticos de la oficina de farmacia más habituales. Entre estos destacaron los siguientes:

  1. Condiciones de conservación de los medicamentos, incluida la caducidad; Herreros mencionó que “el 32% de las farmacias tienen medicamentos caducados, junto con los medicamentos dispensables”.
  2. Condiciones de conservación de temperatura.
  3. Dispensación de receta médica, “el 88% de las farmacias dispone de recetas médicas incompletas”, comentó Beatriz Herreros.
  4. Farmacovigilancia y cosmetovigilancia: el 53% de la oficinas de farmacia no disponen fichas adecuadas.
  5. Cumplimentación de libros oficiales: el 76% de las farmacias no cumplimenta todos los campos.
  6. Horarios de apertura, según Herreros el 35% de las boticas no cumple con el módulo autorizado.
  7. Modificaciones del local: el 58% no solicita autorización previa para realizar las modificaciones del local.
  8. Formulación magistral, en cuanto a las instalaciones se detectan una serie de carencias, como son en algunos casos la falta de ventilación adecuada (20%), no se realizan controles de temperatura (24%) o no se cuenta con superficies lisas (58%), entre otros aspectos críticos.
  9. Gestión de residuos, según Herreros, el 71% no dispone de la documentación obligatoria.
  10. Protección de datos de carácter personal: el 17% no dispone de documentación de seguridad.

Para finalizar, ambas ponentes abordaron el nuevo anteproyecto de Ley de farmacia para la Comunidad de Madrid e insistieron en una serie de aspectos relevantes para el desempeño del farmacéutico. Citaron entre ellos que:

  1. Las farmacias y los farmacéuticos, como parte integral de los sistemas de salud, necesitan adaptarse al cambio y avanzar para satisfacer las necesidades tanto de los pacientes/usuarios como de la sociedad en general.
  2. La sociedad está más formada e informada en temas relacionados con la salud, por lo que demanda servicios de
    calidad y eficientes.
  3. Dirigir una farmacia  implica tener en permanente revisión y verificación muchos aspectos de su gestión.
  4. Se debe establecer una vez al año un proceso de autoinspección de las principales obligaciones que tenemos en el ejercicio de la práctica farmacéutica, el mantenimiento de protocolos, y la formalización diaria, mensual o trimestral de las principales obligaciones del farmacéutico.
  5. Es conveniente conocer bien los derechos y obligaciones que nos afectan y estar preparados desde el punto de vista técnico y también psicológico.
  6. Las farmacias, aunque contratantes de servicios públicos a través de los conciertos, pueden ser inspeccionadas por numerosos organismos públicos.
  7. Por tanto las farmacias, ante esta realidad, deben estar preparadas y dotarse de unos conocimientos básicos para evitar sanciones.
  8. La mayoría de las obligaciones que afectan a la oficina de farmacia proceden de la legislación básica del Estado o que recogen la mayor parte de las Comunidades Autónomas en sus leyes de ordenación.
  9. Algunas de las exigencias son muy sencillas de cumplir, pero otras son complejas y requerirán una puesta al día de manera permanente.
  10. El farmacéutico debe cumplir con la normativa que aplique a la oficina de farmacia, aunque no sea de carácter
    estrictamente farmacéutico. Por ello, también deberá prestar atención a la normativa en materia  medioambiental (gestión de residuos), protección de datos de carácter personal, licencias municipales, gestión laboral, etc. que pudieran afectar al desarrollo de su actividad profesional.